Noche

cafe

Son las 4.37 de la madrugada, todos duermen.
Los segundos se pegan a mi piel, uno a uno, despacio, la claridad de la noche se cuela por los agujeros de las persianas.
No puedo dormir, y no es algo nuevo. Acostumbro a dormir poco.
Bajo, me tomo algo, salgo fuera para que el Enero congele mi torso y vuelvo a entrar. Como algo, doy mil vueltas, veo si mi hermano ha llegado, cojo la eléctrica y la toco sin amplificador, claro.
¿de qué serviría ya escribir otra canción?
Me pongo mil cosas para hacer mañana. Café, me apetece un café, un buen café, caliente, de estos que se toman con los ojos cerrados y te calienta todo el cuerpo. Nunca me ha supuesto impedimento para poder dormir.
¿Y si llamo? No, estoy harto de sexo insatisfactorio.
¿Entonces qué? Ni puta idea. No sé qué cojones voy a hacer con este tema.
Hay una chica, a la que dije que iba a llamar….vamos valiente….ya han pasado algunos días y ¿qué? no eres capaz de hacer esa llamada.
(El fin de semana que viene…) ¡El fin de semana que viene los cojones!
Tengo que hacerme ese café. ¿Leche desnatada Omega3? venga no me jodas…..entera, menos mal…
¿Qué vas a hacer con tu vida? ¿Escribir un blog?
  Me iré.
Eso, huye. Déjate de gilipolleces, lo que tienes que hacer es reorganizarte y llamarla de una vez.
Echo en falta a tanta gente, tantos lugares, tantas emociones en rostros tan distintos.
Cojonudo el café. Me abrigaré, saldré a caminar y a seguir haciéndome propuestas para un mañana, que ya veré mañana si tendré el valor de cumplir.
Es lo cojonudo de las barbas, nada de frio en la cara.
(archivo propio del Sábado, 29 de Enero de 2011)

Inocentes

F-25C2-25AET-25C2-25A9-25285-2529-25281-2529
En la misma furgoneta, el frigorífico, un sillón, y el Titanic. Cojonudo ese sofá de al menos 5 o 6 plazas.
Futbolín, colchón, mini-cadena, televisión para una Play que raras veces poníamos.
En aquella cochera, todos, siempre, haciendo del tiempo una vaga ilusión de existencia. Inocentes.
Nunca nos metimos en malos líos, abríamos la puerta a quien quisiera pasar, y si era un grupo de chavalas, abríamos la casa entera.
Las tardes de ping-pong y los debates sobre la guerra de Irak siendo críos, hacia el 2004…
Los ocho genios. De los que ahora sólo quedan cuatro fotos, saludos y apretones de mano para fin de año. Todo lo que fuimos capaz de dejar atrás con el paso de los inviernos y todos los proyectos que prometimos 
hacer juntos, no se cumplirán.
 
Inocentes.
 
Aún seguimos seis juntos aunque, cada vez más distantes, tristemente.
Me asusta dónde deparará todo, me da miedo perderles.
Cada cual labrará su camino, tendrá su familia, o no, pero cada vez más siento que cada café, cada cerveza, cada copa que no me tomo con ellos, no la disfruto igual.
 
Las comilonas en Villaverde, las fiestas en el Chalet, en el Verde, en mi casa, la vez que nos pilló la policía medio en bolas con otras chavalas en aquella cochera, nuestra página web, cuando TLK se sentó en la mesa de ping-pong, el gallo japonés…
Las chavalas que nos hacían encender esa llama, los sms que escribíamos entre todos para que uno de nosotros se lo enviara a una chica.
Los asquerosos bocadillos de patatas Lay’s.
Fito, paseando por delante de nuestros sofás, sacados a mitad de la calle.
Planificábamos hasta cómo entrar en una discoteca o en un pub.
Pa, con la sudadera de Ireland.
J.L. con su chándal del Atleti.
Turrón Duro…
Los discursos de A. antes de entrar en La Feria.
 
Solamente siete personas entenderán por completo estas palabras que actualmente no carecen de sentido, pero han quedado enterradas bajo el mármol de los años.
 
Porque nos dimos todo.
 
El Chino, Oso, Moco, Rana, Pitufo, Poco Rabo, Escocío, Masto, Nano, La Gata Negra, Atrochador, El Pescadero Cabrón, TLK, la hostia que se dio con la bici el hermano de Alba; Katia, que a todos nos volvía locos, Gladi, Pichina, Shakira video clips, la moto de J.L. subida al banco, la puta botella de ponche que J.L. se empeñó en comprar, el primer amor de A. en Calpe, el primer y única amor de Pa, la casa de okupas, “La retrete”, los hámsteres de A,………y no grites, que a Jose Luis le duele la cabeza.
 
Un abrazo amigos.
 
(archivo propio del jueves 27 de Enero de 2011)
 
 

¿Lo recuerdas?

Aquel verano del __ en que nos conocimos, tú tan preciosa como siempre, tan simpática, tan especial, ¿qué tendríamos? ¿15 años? En ese campamento en Galicia, en el que la Diputación unía a todos los deportes, tú baloncesto.
 
Cada gesto, cada mirada, era una ilusión, darte la mano, por la noche en las veladas, sin que los demás se diesen cuenta.
 
La foto que nos hicimos a la vuelta, en la parada, en la estación de servicio para hacer un descanso, por supuesto que aún la guardo (no me preguntes dónde, no lo sé, pero de vez en cuando, me la encuentro vagando por algún cajón).
Quedamos en volver a vernos y así fue.
¿Y el primer beso?
¿Lo recuerdas?
Tan frágil, tan tímido, tan mágico, tan especial, tan delicado, tan bonito…
¿Cómo podía ser que siendo tu primer chico supieras besar bien?
Esas maravillosas incógnitas que te rodeaban.
 
Tan tímida y a la vez tan extrovertida, tan llena de vida, te miraba a los ojos y podía sentir la fuerza de llevarte el mundo por delante si quisieras.
 
Tu voz, me encantaba tu voz, suave, atraviesa tu bonita sonrisa y salía por tus labios con un tono tan agradable.
Esperaba que algún día, alguien me despertara con una voz parecida.
 
-  Dices que no, P, pero tu voz es preciosa, y me encanta despertarme con ella, algo que no cambiaría por nada.  - 
Tu pelo, rubio, me gustaba pasar la mano en esas veladas de aquel campamento, sin que, a penas, los demás sumidos en sus propias discusiones se dieran cuenta.
 
¿Lo recuerdas?
 
Ahora, menos sé de ti, pero sabes que el 2X de Marzo volveré a llamarte para preguntarte el número de tu  compañera ficticia, como todos los años. Picarás.

E .
 
 
(archivo propio del Sábado, 15 Enero de 2011)

Ha llegado a su destino.

Ventanilla-de-Tren
El señor, que duerme inmóvil,
 
El hombre que no para de mirarte con la intriga de saber qué escribes en esa libretilla negra,
 
El joven escuchando música que no para de dar botes, mover la cabeza y rascarse la nariz,
la mujer de las revistas,
 
Los señoritos y señoritas que se ven importantes tras esa corbata,
aquellos que leen libros…
En la ventanilla, el paisaje corre más rápido que el tiempo, pasando de las afueras industriales, a los paisajes vírgenes.
¿Vírgenes? Ni de coña, paisajes así sólo existen en gente de frondosa imaginación, dulces sueños.
 
La mujer, que habla con su marido, el cual sostiene un periódico en las manos, y por su expresión, seguro que ni lee, ni escucha, tan sólo se evade, quizás buscando esos paisajes….a saber con lo que sueña la gente.
 
El señor que no para de mirar mi libreta, parece estrujarse los sesos contra la tapa, mascando chicle.
 
La niña de mamá con el móvil, ¿con qué soñará?…no quiero ni saberlo.
 
Encerrados en un vagón de tren, dejamos pasar el tiempo, porque no hay otra cosa que podamos hacer. Mentira. Pero lamentablemente, tampoco demasiadas.
 
La mujer, bella y sensual que tengo al lado, esa mujer, con más de 18 años y sin edad, con la que, en toda mi vida, no habré compartido más que un triste y tímido “hola”. Me perderé todo lo que ella oculta en sus ojos, bajo esas gafas, concentrada en sus apuntes, mientras fuera, se hace la noche. Es algo que estoy dispuesto a asumir, no por vergüenza, sino, por no querer incomodar a nadie.
 
 
Ha llegado a su destino.


(archivo propio del viernes 14 de Enero de 2011)

Golfo.

DSC00325

Golfo, Golfo, Golfo,…

Desde que perdí la esperanza de que volviera a mi vida, desde que el tiempo dejó correr los meses sin traer noticias tuyas, cerré algo dentro de mi. Algo que alguna vez dejé tímidamente ver y volví a cerrar de nuevo.

¿Golfo? Es verdad, he sido un Golfo.
Sentí que nunca podría llegar a ti, que lo que dejamos atrás hace tantos años, no surgiría, más fuerte, de nuevo.

Me puse normas incluso y he hecho lo que he querido con o sin ellas.
¡ A la mierda esas absurdas normas !
Solo me queda una, y eres tú.

No voy a cambiar; pues ser un “Golfo”, estuvo presente sin ti, no ahora.
No necesito cambiar para dejar de serlo.

Golfo, Golfo, Golfo, me quema ahora, esa palabra, me aprieta el pecho y me oprime la nuez.
Es algo que, aún ya abandonado, no puedo cambiar, forma parte de mi pasado, y no puedo volver atrás.

Confía en mi.
Me ahoga no poder demostrártelo de otra forma.
Te lo dije, entre un Te Quiero y un beso.

Después de tantos años, has conseguido abrir en mi algo que desde que te fuiste, estuvo cerrado.

Tú, por dentro y por fuera, tú, cabeza y tu corazón, tu forma de hablar con las cejas, de sonreír tímidamente mientras miras hacia abajo y levantar la cabeza, acariciándote el pelo.
Tú, en piragua o coloradita de mejillas corriendo para coger el Metro.
Tú, preciosa frente al espejo o haciendo un nudo de corbata, que por supuesto sé hacer, pero prefiero tus manos.
Tú, tu forma de levantarme una sonrisa cuando tengo miedo por alguien, cuando no puedo más.
Lo dulce que eres durmiendo y lo exquisita que eres para comer.
Tu cabecita trabajadora y llena de empeño entre batas y pipetas.
Tú, Pupas.
Tu espíritu humilde, Jimena.

Tus besos lentos.
Tu primer beso, hace tantos años.

Me encanta, todo.

No puedo sustituirte, nunca he podido.

Pecas

Pecas

Letra:
La luna cayó, con sus ojos de plata
a regalarnos la noche
bajo las Kio del norte
Despacito, vamos juntando los labios
en ese beso
tan perfecto, tan esperado
Te acaricio, la cara con las manos
y te digo
que no quiero estar en otro lado
Digo, digo, digo, digo, digo, digo, que te quiero
Dices, dices, dices, dices, dices, dices, lo mismo
Digo, digo, digo, digo, digo, digo, que te quiero
Dices, dices, dices, dices, dices, dices, lo mismo…
Te miro despacio, te beso la nariz,
agotando cada segundo
que me hace tan feliz
Mi cabeza sobre tu pecho, todo para,
se detiene el tiempo, el momento,
laten nuestras ganas

No pude escapar de recordarte,

cada vez que te miro,
             quiero besarte.
Digo, digo, digo, digo, digo, digo, que te quiero
Dices, dices, dices, dices, dices, dices, lo mismo
Digo, digo, digo, digo, digo, digo, que te quiero
Dices, dices, dices, dices, dices, dices, lo mismo…
Y cada vez que te miraba,
recordaba, bajo el anhelo y pensaba,
si podría volver a besar esos labios,
si podrías volver, a estar a mi lado
Tus labios, fundieron el recuerdo
en los besos,
Mis ojos, no pararon de mirarte,
mientras seguías durmiendo…
 
 

La necesito.

P1000831

La veo, en cada gesto parecido de otra persona.

La niego, siempre,
porque no seré capaz de reconocerlo, y no por ella, por miedo, miedo a ver un final de repente.

La añoro,
cada noche, cada comida, en cada canción que escribo con su recuerdo.
Cada vez que me acerco a ella, siento que es un paso en falso, un paso más que doy hacia el precipicio, irremediablemente.

Si me cruzo contigo, a penas digo nada, esa vergüenza que no me caracteriza, sale a poner la barrera.

No puedo cruzar esa línea, no puedo derrumbarme otra vez.
Puedo engañar, decir que todo va bien, pero no puedo mentirme a mí mismo.

¡Vamos! ¡Bésame!

¡Lánzate! pues me temo que a mí ya no me quedan ni fuerzas ni confianza para ello…

¡Vamos! ¡Arriésgate! ¡Improvísame!
Me da igual el sitio, la gente, el momento,…

¡Bésame! Bésame…
No, me temo que no.

Sé que no debo, que no puedo, que iría en contra de mis principios y esas seis normas básicas que siempre llevo encima y que las personas cercanas a mí, bien conocen.

¿Tiro la toalla? No, me desengaño.

(Archivo propio del 12/01/2011)

Mi Big-Bang II (“Por tantos”)

Pederatia

[…]En definitiva, que naces y tienes ya la mitad de tu vida preparada; incluso una religión a la que creer, y hablamos de tiempos en el que este estado (aun pagando las vacaciones que desee en este país al Papa y dando dinero a estraperlo mediante convenios absurdos con la iglesia) se considera laico. Con esto de nacer a finales del siglo XX, nos hemos olvidado de lo que supuso la inquisición y todo el apoyo por parte de la iglesia a quien tuviera dinero y poder, aun contradiciendo los pilares y bases de su propia religión. No han hecho mal negocio no…

Hasta tienen su propio canal de televisión y hacen anuncios “por tantos”, “dé usted dinero”, “por tantos”. Tantos que no hace tanto tiempo han masacrado a tantos como yo, con mis ideales; dé dinero a tantos que no han abastecido ni ofrecido su mano cuando el pueblo pasaba hambre (Dios proveerá, Dios proveerá), tantos que han sido perdonados habiendo violado a niños, tantos que creen que su “salvación” se rige por sus confesiones, poder y ofrendas, y no por sus actos, tantos que han matado a homosexuales por creer que son enfermos mentales, tantos que han matado a artistas, a filósofos, a gente que simplemente no eran de su misma condición; mientras que su religión defiende que todos somos hermanos, hijos de un mismo Dios.
“Por tantos”, eso Padre, pase usted el cepillo, siga diciendo a esas personas que así logrará su salvación, aunque sabe que muchos de ellos seguirán despreciando a gente de distinta cultura, raza, “posición social” o religión, y lo sabe Padre, porque usted también lo hace.

No reflexiono esto sin ninguna experiencia, he viajado y visto mucha pobreza, he visto pobreza que sería complicada escribir con unas pocas teclas de ordenador. Hace años visité también la inmensidad de riqueza que con orgullo esconden los museos vaticanos y entre tanta potencia de arte, tanto poder, tanta…riqueza, sentí rabia, rabia por ver lo mal repartido que está todo, rabia por contrastar la mirada pobre de dos hermanos en los barrios bajos que surgen tras la plaza de Tiananmen, con tanto lujo. Rabia por ver que el dinero todo lo controla y sentir no poder hacer nada para frenarlo.

En cambio, que su Santidad quiere visitar el clima gallego y catalán, pues a gastos pagados, ¡que se suba al “batmóvil” blindado y blanco y venga! ¿Blindado? ¿Es usted temeroso de la muerte Padre? ¿Temeroso de su Dios?

En fin… acostumbrados y acomodados a que ninguno pasará por situaciones similares, ¿por qué no seguir escuchando falacias que os llenen de esperanza cada domingo? ¿Por qué limitaros a vivir una vida si creéis que podéis vivir otra y además, mejor? Eso sí, no os vayáis sin pagar…que la iglesia anda falta de monedillas. Mientras no os toque pasar por alguna de “tantas” situaciones y estés en ese lugar, seguid pensando que esto de la iglesia es muy normal.

Podéis ir en Paz.

(Archivo propio del 22 de Noviembre de 2010)

CNN+

w-gabilondo7

 

“Para mí, CNN + ha sido el paradigma de la independencia informativa en España.”
 (Francisco Terrasa – El País)
 
“El cierre de CNN+ es una mala noticia para la democracia” (Iñaki Gabilondo)
 
Como todos ya sabemos, CNN+, un gran y fuerte icono informativo,  nos dejó a cambio de “gran hermano 24 horas” debido a la adquisición de Cuatro por Telecinco.
 
Triste, una noticia triste, no sólo para el mundo informativo, sino para cada uno; triste al darte cuenta para qué mediocres programas (si se les puede llamar así) tiende la sociedad española…
 
Una cadena de informativos que llevaba emitiendo casi 12 años, por otra únicamente para observar a una casa llena de gilipollas analfabetos…me cabrea…
 
G.H. también se cargó a El Informal…aún recuerdo la despedida de “El Jefe” y Flo mientras mi familia y yo estábamos un verano en la cuidad de las artes y las ciencias.
 
¿por qué pasa esto? Muy fácil, porque la gente lo ve, ve esa basura de programas chismosos sin sentido, hay quien incluso los admira, ¡admira la ignorancia! porque el problema fundamental es que ganan millones con eso,…sale la sinvergüenza de Belén Esteban a opinar sobre la crisis….pero, ¿dónde va? Si no tiene ningún rigor informativo, dudo que en la vida se haya leído un periódico…¿va a que se rían de ella o qué? Porque tampoco tiene dignidad, tiene…no sé, tiene mucha boca que le sirve para decir sandeces… “la princesa del pueblo”…no fastidies. “La vergüenza del pueblo” eso quizás.
 
Telecinco….hay que joderse…un cadena manejada por Berlusconi, pero ¿qué esperamos? Nada más que programas chismosos y “del corazón”, que siempre van de la mano.
Me cabrea…me cabrea que la gente siga agachando las orejas ante el dinero, me cabrea que la gente se crea cada falacia que emite la televisión.
 
¡Echémosle la culpa al gobierno! ¿por qué no? ¿hay algo más fácil? Espero capten mi ironía…
 
Me repugna entrar en un bar y ver puesto Telecinco.
 
 
Por último quiero citar un comentario de una amiga:
 
“Es triste y preocupante. Pero sobre todo dice mucho de la sociedad que estamos creando y que los propios medios alimentan, de esa que se pliega a las cifras y luego llora hipócritamente sus miserias…” (L.)
 
 

 

 

Me han llamado loco.

SIz030gWfMIj8qou_26C.0

Me han llamado loco. Loco.

Uno de mis mejores amigos, que por supuesto, al igual que todas aquéllas personas que comparten mi amistad, llevo en el corazón. Me ha llamado loco, y como barbas, me da por reflexionar…
Loco, por luchar por un ideal, o dejarme llevar por el amor, sin dejar tampoco de luchar por ello.
Loco de camino a casa, mientras en Madrid, a las horas que da vida la escarcha, he pasado desde Colón hasta más arriba de Cuzco, y al paso, me ha dado tiempo de viajar por mis pisadas y reflexionar…
Loco, por decir a mis padres y amigos que me iba a Barcelona un par de días antes de marchar, porque tenía que volver a ver sus ojos oscuros después de tres años y vivir en esa  ciudad condal uno de los fines de semana que han hecho honda huella en mi vida…
Loco, por haber estado enamorado de unos ojos azules unos dos años y esconderlo al estar a su lado…
Loco, por empeñarme en algo que para mucha gente sólo es decisión de los altos cargos…
Loco, por no creer ni rezar a ningún Dios, incluso me llegaron a decir que no tengo fe, y aquí, aquí se equivocaron, porque, es cierto que no tengo fe en ningún Dios, ni en milagros, creados, al fin y al cabo por figuras descendientes de la mitología y la excusa de tener “algo” que resuelva y de consuelo; pero sí tengo fe en las personas, tengo fe en la voluntad de las personas, tengo fe en el amor, tengo fe en la lucha de un ideal, tengo fe en que mi generación y las futuras abramos los ojos a altos cargos regidos por el capitalismo que dan la espalda a nuestro ecosistema.

Pues fe es ( y cito): “la creencia o la confianza en la verdad o la fiabilidad de una persona, idea o cosa ante la ausencia de evidencia”.
     Loco… por negarme a recordar mis sentimientos ante esos ojos verdes….
     Loco! por haberme dejado barba! me han llamado loco….
     Loco por llorar con una canción, Loco, por buscar un comienzo con un beso y una rosa.
En fin, si piensan que todo cuanto hago es a raíz de una locura, loco seré….


¡ Qué cojones ! ¡ Loco tú, loco tú y loco vos! 
Loco el mundo por creer y pensar en lo la televisión te inyecta, loco por dejar que otros resuelvan los problemas de esta sociedad en la que, sí amigo o amiga, en la que todos morimos, loco por poner barreras al amor, loco por sacarle partido a las fronteras, loco por conformista, loco por creer que lo que sufres es una crisis económica cuando hay países que no tienen ni un grano de de economía que llevarse a la boca, loco por creer que la homosexualidad es una enfermedad, loco por no preocuparte de la naturaleza que dejas a las próximas generaciones, pues al fin y al cabo, es nuestro gran legado….

…Loco…
 
De locos venía yo reflexionando por la noche de Madrid….



 

(archivo propio del miércoles 22 de Diciembre de 2010)