Demasiados Parches

Bankia-bolsa-2

Creo que he perdido la costumbre a esto de escribir como método de protesta hacia una sociedad que cada vez más parece un buque contra un iceberg en el que Bernard Hill ha abandonado el barco dejando el timón bloqueado y se ha subido a un yate junto a sus colegas, con los bolsillos llenos. Esperando. Observando desde su profunda tranquilidad en la que no han tenido cabida valores sociales o remordimientos.

Los que nos hemos quedado sin más opción en el barco, defendemos el derecho que se ha quedado aplastado bajo las cargas con porras que estos marineros bien adiestrados cual perro a las órdenes de un vil amo, obedecen sin darse cuenta de que ellos se hunden también.
El derecho a la democracia es lo que nos han quitado.
Su política no es democracia y los que han llegado a esos puesto lo han hecho aplastando y es así como seguirán.
Han violado derechos, han maltratado y humillado tanto y tanto por lo que hemos luchado. Aún así, tendrán sus perros, sus marineros afines y de poco cerebro que apartarán a los mismos que defienden sus derechos de la posibilidad de poder cambiar el sistema.

Hemos llegado al concepto de “votar al menos malo” y con la democracia, tras tanta sangra y transición, no esperábamos esto. Esperábamos alguien que gobernaba por y para el pueblo.
Esta última frase suena rara en la época en la que vivimos. Suena a cachondeo. Sí señores, ese era el objetivo, aunque ahora, lo único que haya quedado de ello es que los mismos que han manejado todo desde años atrás, siguen en el congreso a grito de “que se jodan”. Esa gente, ¿qué hace ahí? ¿qué méritos han hecho por llegar a ser parte de los que llevan el timón?

Démonos cuenta o no, este país que se ahoga junto a una sanidad y una educación que van tocando fondo marino.
Esta sociedad pide un cambio y aquí entramos en un 2013 que dicen será, peor que el 2012. ¡PEOR!

El problema fundamental, no es que no haya dinero, es que se lo han quedado los mismos a los que el pueblo ha dado su confianza. Los “menos malos”.

Esta bomba cada vez lleva más “parches”.

PD: Ahora, excepto las funcionarias, todas en España, parirán con dolor. Ya sea físico o de su bolsillo, porque ahora, la epidural  se paga. Tengo entendido que el gobierno ha echado la culpa a Adán de esto.